Concierto-perfomance audiovisual FatiMatrioshka. Antología II (1991-2024) | Fátima Miranda | 7/02/2024 | Teatros del Canal

FatiMatrioshka de Fátima Miranda en Teatros del Canal

Concierto-perfomance audiovisual FatiMatrioshka. Antología II (1991-2024) | Fátima Miranda | 7/02/2024 | Teatros del Canal | Cartel

El 7 de febrero, la cantante-performer Fátima Mirada resume más de 3 décadas de creación en el concierto ‘FatiMatrioshka. Antología II (1991-2024)’, que presenta en Teatros del Canal.

Licenciada en Historia del Arte, compositora y cantante, Fátima Miranda realiza desde 1983 un trabajo de investigación en torno a la voz y a la música vocal de culturas tradicionales. Además. en sus conciertos de una sola voz, realiza una simbiosis musical con un significativo componente poético, gestual, visual, dramático y humorístico. Y su debut se produjo en el Festival de Otoño de Madrid de 1991 con ‘Las voces de la voz’.

Asimismo, su trabajo ha circulado por escenarios y festivales de todo el mundo. Tanto en circuitos de música contemporánea y experimental como de teatro, performance art y poesía fonética.

Entre Salamanca —ciudad natal de la artista, donde estudió Letras— y Samarkanda —de camino a India, donde estudió música—, entre Occidente y Oriente, entre la tradición y la vanguardia, se encuentran los campos por los que de forma metafórica transitan y brotan las voces y la obra de Fátima Miranda.

FatiMatrioshka de Fátima Miranda en Teatros del Canal

En ‘FatiMatrioshka. Antología II (1991-2024)’, Fátima Miranda reactiva una cuidada selección de trabajos de 3 décadas. Y los combina con obra reciente en su concierto-performance audiovisual para una sola voz y a capela en Teatros del Canal.

Además, su trabajo da la espalda a los cánones de belleza del canto y de la palabra. Así se sumerge en el bosque de oralidades que aún pueblan el mundo. Y que evocan códigos de comunicación ya extinguidos que anidan en el inconsciente colectivo. De esta manera, sus creaciones suscitan la imaginación de un viaje que puede transcurrir por África, Japón, India, el mar, la selva, un templo o un mercado.

Por otra parte, la escasa utilización de palabras inteligibles en ‘FatiMatrioshka’ acusa el carácter universal de su obra. De este modo se levanta como contrapunto a la invasión de lo digital, los smartphones, apps, ordenadores y artilugios de los que dependen las músicas electrónicas y el arte sonoro. Así, sin apenas intervención del cuerpo y del gesto, resuelven conciertos con facilidades tecnológicas.

Asimismo, huyendo de estereotipos, Fátima Miranda combina técnicas vocales orientales, occidentales y de su propia invención. Ya que concibe la voz como instrumento de viento y de percusión instalado en el propio cuerpo. Y esto le permite desarrollar un registro vocal que va de un transparente hilo de voz al alarido más salvaje. Así se pone al servicio de un lenguaje musical propio en el que se difuminan las fronteras entre canto, poesía, teatro, composición, improvisación e interpretación.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa! | Gracias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo