La salud general | José García Viñas

La salud general | José García Viñas

La salud general es la base del engrandecimiento intelectual y material de los pueblos

José García Viñas

[Málaga (España), 3 de diciembre de 1848 – Melilla (España), 7 de septiembre de 1931]

Médico. sindicalista, internacionalista y dirigente anarquista

La salud general | José García Viñas

Hijo del conocido librero y editor progresista José García Taboadela, el pionero anarquista José García Viñas estudio Medicina en Barcelona a partir de 1868. Y se incorporó al núcleo barcelonés de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) formado a principios de 1869 a raíz del viaje del anarquista italiano Giuseppe Fanelli a España. Ese mismo año dirigió en Manresa la revista ‘La Federación’.

Además, fue uno de los delegados del Congreso Obrero de Barcelona de 1870 del que surgió la FRE-AIT, la Federación Regional Española de la AIT. Incluso fue el redactor de algunos de los dictámenes de sus comisiones. Y, tras adoptar las tesis bakuninistas, en 1872 formó parte del grupo fundador de la Alianza Internacional de la Democracia Socialista.

Asimismo, asistió como delegado al Congreso de de la FRE-AIT celebrado en Córdoba entre finales de 1872 y principios de 1873. Y también fue uno de los 3 representantes de la FRE-AIT en el Congreso de Ginebra de la anarquista Internacional de Saint-Imier, celebrado en septiembre de 1873. Además, una vez concluido el congreso se desplazó a Berna junto con los otros 2 delegados españoles para conocer en persona a Mijaíl Bakunin.

El 5 de marzo de 1873, durante la Primera República Española, José García Viñas fue uno de los militantes que proclamaron la República Catalana dentro de la República Federal Española. Aunque sólo duró 2 días, el nombre del médico anarquista quedó así unido a los movimientos separatistas que se han sucedido desde entonces hasta ahora.

Inquietud por los temas sociales

En 1877 se doctoró con la tesis ‘Apuntes para el estudio médico-higiénico de la miseria’, en la que demuestra ya su inquietud por los temas sociales. Y en la misma relaciona la situación de miseria de las personas con la prostitución, la embriaguez o el hambre. Así, afirma que los que viven en la miseria «contraen enfermedades, mueren antes y comprometen la salud general». Y también sostiene que «la salud general es la base del engrandecimiento intelectual y material de los pueblos». Ya que «sin ella ni bien ni dicha existen; por esto el lema indeleble de médicos y legisladores ha de ser «salus populi, suprema lex»».

Además, durante ese año y el siguiente dirigió ‘La Revista Social’ de Barcelona. Y en uno de sus artículos afirmó: «Proletario es sinónimo de productor y productor es todo aquel que produce algo útil para la humanidad, ya sea intelectual, ya materialmente».

Partidario de las tácticas insurreccionales ilegales, fue más anarquista que sindicalista, pues veía en lo último una nociva tendencia al reformismo. En 1881 abandonó la AIT tras la polémica clasista y regresó a Málaga y allí ejerció la medicina con el mismo espíritu social. A principios de siglo se trasladó a Melilla, al obtener plaza de médico de la Beneficencia Municipal, de la que fue director así como del hospital de la Cruz Roja de esa ciudad.

Fue fundador, delegado y colaborador de la organización georgista Liga para el Impuesto Único. Y sobre este tema publicó varios artículos en su periódico ‘El Impuesto Único’, siempre con una fuerte orientación social.

En abril de 1931 obtuvo el acta de concejal en Melilla, por la conjunción republicano-socialista. Sin embargo, falleció el 7 de septiembre de ese mismo año. Agnóstico como era, fue enterrado en el cementerio civil acompañado por una numerosa representación de obreros.

Por otra parte, tradujo y prologó 2 folletos de Paul Guillaume: ‘Ideas sobre la organización social’ y ‘Bosquejos históricos’. Y publicó el opúsculo ‘Cuestión de la Alianza’ (1872) y la obra ‘Breves nociones geográficas de Europa y en particular de España’ (1867).

Hoy, en la frase del domingo en Pongamos que Hablo de Madrid | La Revista de Madrid, el médico anarquista José García Viñas afirma: «La salud general es la base del engrandecimiento intelectual y material de los pueblos».




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa! | Gracias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo