El comunismo libertario | Alfonso Martínez Rizo

El comunismo libertario | Alfonso Martínez Rizo

El comunismo libertario no tendrá nunca más soldados que los obreros mismos, dispuestos a pelear siempre que sea preciso.

Alfonso Martínez Rizo

(Cartagena, Murcia, España, 23 de enero de 1877 – Barcelona, Catalunya, España, 1951)

Ingeniero, naturista, escritor, editor y publicista anarquista

El comunismo libertario | Alfonso Martínez Rizo

Era hijo de Teresa Rizo López y del escritor Isidoro Martínez Rizo, republicano federal, comerciante, concejal en el Ayuntamiento de Cartagena y cronista oficial de Cartagena (Murcia),

Alfonso Martínez Rizo ha sido descrito por algunos historiadores como un «importante teórico anarquista» durante la década de 1930 en España.​

Ingreso en la Academia Militar de Guadalajara en 1895, de la que salió teniente en 1899. Realizó estudios de ingeniería aeronáutica. En 1910 estaba destinado en Melilla. Y,  en1913, siendo capitán de ingenieros en Mahón, se le concedió la licencia absoluta por él pedida, «sin derecho a pensión ni a uniforme». Tal vez a causa de las persecuciones que sufría por sus ideas republicanas.

Tras seguir los pasos de su padre militó en el republicanismo radical y comenzó a colaborar en diversos periódicos y revistas como ‘Orto’, ‘Estudios’, ‘Tiempos Nuevos’​ o ‘Biofilia’. Aunque ya se encuentra un primer artículo suyo en 1904 en ‘Madrid Científico’.

Firme partidario de la justicia social, creyó verla en la idea anarquista Así, al llegar la Segunda República, se integró en el sindicato de Obreros Intelectuales -Profesiones Liberales- de Barcelona, de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), Y durante años fue su vicesecretario. Además, formó parte de la Asociación de Idealistas Prácticos, lo que favoreció la notable influencia que ejerció en los jóvenes anarquistas del momento.

La Guerra Civil Española

Tras el levantamiento militar del 18 de julio de 1936, y la consiguiente revolución anarquista en Catalunya, su unió a las milicias libertarias en el Frente de Aragón, enrolado en la ‘Columna Ortiz’, la 2ª anarquista tras la ‘Columna Durruti’. También conocida como ‘Segunda Columna’, ‘Columna Sur-Ebro’ y ‘Columna Roja y Negra’, hasta la creación de la 5ª con el mismo nombre. Y allí puso sus conocimientos militares al servicio de la misma en el Frente de Huesca.

Tras la contienda se negó a exiliarse. Sus documentos fueron incautados y se trasladaron al Archivo de Salamanca. Los medios anarquistas le dieron por desaparecido desde los días finales de enero de 1939. No obstante, según el Registro General de la Región de Murcia, estuvo encarcelado en la Prisión de Penados de Procedencia Militar de Cieza entre 1941 y 1944. Así, de nuevo en la calle, tomó contacto con el movimiento libertario que luchaba contra el franquismo. Y, bajo distintos seudónimos, colaboró en sus órganos periodísticos del exilio, en especial en ‘Ruta’ (Toulouse-París).

Escritor, editor y urbanista

Durante la Guerra Civil Española, ejerció de corresponsal de guerra para ‘Acracia’ de Lérida y ‘Solidaridad Obrera’ de Barcelona. Además de escribir también en publicaciones anarquistas como ‘CNT’, ‘Juventud Libre’ (Madrid), ‘Ruta’, ‘Tierra y Libertad’, ‘Tiempos Nuevos’ y otras.

A destacar que fue uno de los principales divulgadores de temas científicos y sindicales en diversas publicaciones del entorno libertario. Y su actividad editorial se desarrolla en varios frentes. Así, edita numerosos libros de estas temáticas en la colección Cuadernos de Cultura de Valencia. Asimismo, en 1931, crea Ediciones Mar y con ella publica 25 números de la colección Divulgación Sociológica. Y, hacia 1933, en la Editorial Horizonte coordina la colección de ensayos Una hora de lectura. Además, en 1932 ven la luz en la colección La Novela Ideal sus 2 novelas, que podemos considerar como de ciencia ficción utópica:

  1. ‘1945, el advenimiento del comunismo libertario’, que describe la implantación de la utopía libertaria en España; y
  2. ‘El amor dentro de 200 años (la vida sexual en el futuro)’, que nos lleva al siglo XXII donde la sociedad ha alcanzado el comunismo libertario, se practica el ‘amor libre’ y no existe ni ejército ni religión.

Como ‘naturista diletante’ se interesó por el urbanismo orgánico (hoy ecología), según sus artículos en ‘Helios’ y ‘Biofilia’.  Asimismo, en 1932, publicó sus teorías próximas al urbanismo organicista en ‘La urbanística del porvenir’. Donde optaba por el crecimiento controlado de las ciudades, no mayores de los 100.000 habitantes. Así como por el crecimiento horizontal con casas unifamiliares con jardín. Y también por la abolición de la propiedad privada del suelo.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa! | Gracias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo