Trabajar desde casa tiene ventajas y desventajas | Foto: Pexels / Ken Tomita

Trabajar desde casa: ventajas y desventajas

Trabajar desde casa tiene ventajas y desventajas

Tras la pandemia del COVID-19, muchas empresas comenzaron a ofrecer a sus empleados la opción de trabajar en remoto o ‘trabajar desde casa’.

Trabajar desde casa es una opción profesional que da mayor flexibilidad al empleado, ofrece un buen equilibrio entre trabajo y vida privada, aumenta la eficiencia y ayuda a la empresa a cumplir su objetivo.

Además, el trabajo en casa elimina muchos aspectos tradicionales del quehacer laboral, como los desplazamientos y la vestimenta profesional. Sin embargo, por otro lado, también reduce las interacciones sociales y los procesos estándar de rendición de cuentas. Asimismo, aumenta los gastos asociados al consumo en el hogar.

Dependiendo de tu estilo de trabajo y de tus prioridades culturales, puede ser algo bueno o malo para ti. Por lo tanto, a la hora de hacer la transición a un trabajo desde casa, hay que tener en cuenta sus ventajas y sus desventajas. Sigue leyendo y descúbrelas.

Ventajas de trabajar desde casa

A continuación encontrarás algunas de la ventajas que tiene trabajar desde casa.

Horario flexible

Trabajar desde casa no afecta al horario laboral normal. Ya que te permite programar tu trabajo en torno a tus horas más productivas y establecer el flujo de trabajo que mejor se adapte a ti. Mediante el trabajo asíncrono, las organizaciones pueden incluso ampliar sus operaciones más allá de la jornada laboral estándar de 9:00 a 17:00 horas. Y esto puede ser muy beneficioso para aquellos empleados que son noctámbulos o para los que tienen niños pequeños. Y también para aquellos padres que trabajan en turnos irregulares para acomodar a sus familias.

Ahorro en tiempo y costes de desplazamiento

Trabajar desde casa significa que ya no necesitas realizar desplazamientos en transporte público o en tu coche particular. Así que ahorras en tiempo de atascos de tráfico y en dinero para gasolina o billetes. Además, también ahorrarás en gastos de comida o en ropa de trabajo.

Mejora la conciliación familiar

Los empleados que tienen un buen equilibrio entre trabajo y vida personal están más motivados y son más productivos. Trabajar desde casa permite a muchas personas equilibrar el trabajo y las responsabilidades personales. Para los padres que trabajan desde casa, ahorrar en guarderías puede ser especialmente beneficioso. Conciliar mejor la vida laboral y personal es la principal razón por la que la gente elige trabajar a distancia.

Evitar distracciones

Asimismo, trabajar en casa elimina las distracciones de la oficina. El ruido del lugar de trabajo, como compañeros hablando, teléfonos sonando o equipos de oficina en funcionamiento, puede distraer mucho. Cuando trabajas desde casa y estás aislado de tu entorno, puedes evitar distracciones de compañeros de trabajo, reuniones sin importancia o interrupciones innecesarias.

Aumento de la productividad

Al hilo del punto anterior, los empleados que trabajan de forma independiente a su propio ritmo en su entorno preferido, lejos del estrés y las distracciones de la oficina, suelen ser mucho más felices y productivos. Alrededor del 77 % de los trabajadores a distancia afirman que son más productivos cuando trabajan desde casa. Además, la reducción del tiempo de desplazamiento y viaje puede aumentar su motivación.

Mejora las competencias técnicas

Las herramientas basadas en las nuevas tecnologías, como las plataformas de reuniones en línea, la colaboración en equipo y las plataformas de comunicación, son necesarias para el teletrabajo. Y el manejo de dichas herramientas requiere conocimientos técnicos, lo que en última instancia se traduce en el desarrollo de habilidades que no se utilizan en un lugar de trabajo típico.

Desventajas de trabajar desde casa

A pesar de las ventajas de trabajar desde casa, también existen algunos desafíos o desventajas. Puedes ver algunos a continuación.

Gastos extras en el hogar

Trabajar en remoto también implica otros gastos que no siempre se tienen en cuenta, en especial los relacionados con la factura eléctrica. A ello, también hay que sumar los aparatos que utilices para estar a una temperatura cómoda, es decir, la calefacción y el aire acondicionado. Además, es muy probable que también te tengas que ocupar del mantenimiento y buen funcionamiento de tus equipos electrónicos, así como contar con baterías o pilas de botón para los ‘gadgets’ que uses.

Aumenta el aislamiento

Por otro lado, trabajar desde casa puede ser aislante y solitario si no se interactúa con compañeros de trabajo y colegas. Y, en definitiva, puede haber un lado negativo al no tener contacto social ni interacción durante el día. Pero no te preocupes; puedes evitar la soledad y el aislamiento programando salidas y eventos con tus amigos y familiares. Además, algunas empresas de trabajo remotos organizan eventos periódicos para fomentar la socialización entre sus empleados.

Distracciones domésticas

Aunque trabajar desde casa puede aumentar la productividad y eliminar las distracciones de la oficina, pueden surgir otras distracciones. Tales como las interrupciones de los niños, la familia, las mascotas, el trabajo casero, los amigos y los vecinos. Debido a estas distracciones excesivas, tu productividad y tu concentración se verán afectadas.

El trabajo no se acaba

Tener la oficina en casa significa que nunca dejarás de trabajar. A veces puede ser un riesgo, ya que no es fácil separar la vida privada de la profesional. Incluso puede resultar difícil tomarte un tiempo libre. Por eso es importante, al trabajar desde casa, programar unas rutinas de trabajo específicas.

Riesgos para la productividad

Aunque trabajar desde casa puede aumentar tu productividad, también puede ser un reto. Cuando tienes libertad para moverte y hacer pausas cuando te apetece, puede ser difícil mantener la concentración en tus tareas. En última instancia, esto puede reducir la productividad. Implementar herramientas de productividad y aplicaciones de gestión de tareas es una de las mejores formas de aumentar la productividad.

En definitiva, trabajar desde casa requiere dedicación, autodisciplina y autocontrol. Concéntrate en tus objetivos y mantente motivado para trabajar solo en casa sin distraerte ni perder el impulso.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: