Tu sitio de referencia para eventos y noticias de Madrid

La poesía es la revelación de un sentimiento | Salvatore Quasimodo

La poesía es la revelación de un sentimiento | Salvatore Quasimodo
La poesía es la revelación de un sentimiento | Salvatore Quasimodo

La poesía es la revelación de un sentimiento, que el poeta cree que es personal e interior y que el lector reconoce como verdadero

Salvatore Quasimodo

[Modica (Sicilia, Reino de Italia), 20 de agosto de 1901 – Amalfi (Campania, República Italiana), 14 de junio de 1968)

Poeta, lingüista, ensayista, traductor, guionista, profesor universitario, periodista y crítico literario

Premio Nobel de Literatura 1959

La poesía es la revelación de un sentimiento | Salvatore Quasimodo

El poeta, ensayista y periodista Salvatore Quasimodo fue miembro destacado del movimiento hermético italiano. Aunque más tarde, influido por las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial, creará un lenguaje poético muy personal que profundiza en la infelicidad humana a través de un clima evocador de viejos mitos. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1959.

Fue en su ciudad natal, Modica, donde publicó sus primeros versos, con sólo 16 años, en una pequeña revista literaria que editaba junto a unos compañeros en el instituto técnico donde estudiaban.

En 1919 se muda a Roma con su familia. Y allí se matricula en Ingeniería en el Politécnico de La Sapienza, la Universidad de Roma. Sin embargo, las dificultades económicas le obligan a realizar diversos trabajos como dependiente, contable o diseñador técnico para poder pagarse los estudios universitarios, que nunca llegaría a terminar. Asimismo por esa época, se despierta en Salvatore Quasimodo el interés por el griego y el latín.

En 1926 se traslada a Reggio di Calabria, al conseguir una plaza de funcionario como aparejador. Y es allí dónde en 1930 publica su primer poemario en la revista ‘Solaria’, con el título ‘Aguas y tierras’ (‘Acque e terre’). Y 2 años después publica ‘Oboe sumergido’ (‘Oboe sommerso’), obra que despierta un gran interés entre los críticos literarios y su primer éxito literario.

Además, ese año 1932, se instala en Milán donde inicia su actividad editorial como ayudante de Cesare Zavattini, quien también le facilitó su incorporación a la redacción de ‘Il Tempo’. Asimismo, en 1938, dejo su trabajo como aparejador para trabajar de periodista en esa revista. Así, aparte de encargarse de la crítica teatral, se significa como opositor al fascismo imperante en Italia.

Y, en 1940, publica ‘Líricos griegos’ (‘Lirici greci’), que reúne sus traducciones de los clásicos.  Una obra que representar una etapa importante en su producción literaria al mostrar en ella su interés por el acercamiento entre las poesías clásica y contemporánea.

En 1941 asume la cátedra de Literatura italiana en el Conservatorio Giuseppe Verdi. Y en 1942 publica ‘Y de repente la noche’ (‘Ed è subito sera’), una antología de su producción poética hasta ese año. Y una obra con la que alcanza un gran éxito de crítica y público.

Tras la Segunda Guerra Mundial, introduce en los temas de su poesía contenidos más sociales, relacionados con la situación política de su país. Y entre 1949 y 1958 intensifica su producción como traductor. Así publica traducciones del latín (Catulo), del griego (‘El Evangelio de San Juan’ y Sófocles) y del inglés (‘La tempestad’ de Shakespeare).

Por último, durante los últimos años de su vida realizó una activa labor como periodista. Y en sus numerosos artículos de opinión publicados critica ácidamente el consumismo de la sociedad moderna.

Poesía de Salvatore Quasimodo

En la poética de Salvatore Quasimodo pueden distinguirse 2 etapas diferentes:

  1. la primera corresponde a los poemas publicados en la antología ‘Y de repente la noche’ y a su obra poética publicada hasta el final de la guerra. Y donde utiliza una forma escueta, casi minimalista, junto con un contenido fuertemente simbólico.
  2. Una vez terminada la guerra, al desaparecer la censura, los temas de su poesía se vuelcan en la problemática social, utilizando con maestría la analogía entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos. Es entonces cuando abandona el hermetismo de su primera época y desarrolla una poesía más clara y vital.

Y, entre sus poemarios, podemos destacar;

  • ‘Aguas y tierras’ (1930),
  • ‘Oboe sumergido’ (1932),
  • ‘Erato y Apolo’ (1936),
  • ‘Y de repente la noche’ (1942),
  • ‘La vida no es sueño’ (1949),
  • ‘La tierra incomparable’ (1958),
  • ‘El poeta y el político’ (1960) y
  • ‘Dar y tener’ (1966).

En la frase del domingo en Pongamos que Hablo de Madrid | La Revista de Madrid, el gran poeta italiano Salvatore Quasimodo afirma que «La poesía es la revelación de un sentimiento, que el poeta cree que es personal e interior y que el lector reconoce como verdadero».

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo