Tu sitio de referencia para eventos y noticias de Madrid
Ángel Petisme en la doble presentación de 'Fast food for freaks' y 'El Ministerio de la Felicidad' en La Esquina del Zorro (Vallekas) | 03-04-2014
Ángel Petisme en la doble presentación de 'Fast food for freaks' y 'El Ministerio de la Felicidad' en La Esquina del Zorro (Vallekas) | 03-04-2014

La primera edición de 'Fast food for Freaks' de Ángel Petisme está prácticamente agotada

Portada 'Fast food for freaks' | Ángel Petisme | Desacorde Ediciones | Madrid 2014
Portada ‘Fast food for freaks’ | Ángel Petisme | Desacorde Ediciones | Madrid 2014

Oscúlame, fucéame hasta el amanecer.
Es igual que besar pero suena más técnico,
más libidinoso.
Y después hazle una ITV a mi corazón.

(De ‘Fast food for Freaks’, Ángel Petisme, Desacorde Ediciones, Madrid 2014)

Ángel Petisme, cantante, poeta y ministro de la felicidad, ha compartido una buena noticia con sus amigos, entre los que tenemos el placer de contarnos algunos colaboradores de PqHdM, y nosotros queremos compartirla con nuestros lectores y amigos.

A la primera edición de ‘Fast food for Freaks’ apenas le quedan poco más de un centenar de ejemplares para agotarse. Y no habrá reedición ni ampliación de tirada.

Se quedará en una obra única como lo fue ‘Lupanar de Greenwich’ y pasará a la nómina de los libros agotados de Ángel Petisme como ‘Insomnio de Ramalah  | Poemas palestinos’, ‘El cielo de Bagdad’, ‘Cuatro días de alquiler’, ‘Amor y cartografía’, ‘El desierto avanza’, ‘Constelaciones al abrir la nevera’ y ‘Habitación salvaje’.

Así que si pensabas hacerte con ‘Fast food for Freaks’, no te despistes porque volarán. Ya sabes que lo puedes comprar en la librería ‘La esquina del zorro’ de Vallecas,  85 librerías de toda España (Ver listado completo) o pidiéndolo en línea en el sitio web de Desacorde Ediciones.

Gracias de corazón a todos los que habéis comprado el poemario ‘Fast food for Freaks’ y el disco ‘El ministerio de la felicidad’, gracias por vuestro apoyo a dos trabajos de autogestión, gracias a las pequeñas librerías donde todavía se apuesta por el amor a los libros y la cultura, lejos de grandes superficies y cadenas multinacionales que viven del entretenimiento electrónico y de las distribuidoras convencionales que gravan el precio de la cosas.

La cultura, la música, los libros no deben de ser gratis como no lo son ni el pan ni la leche ni el agua ni los coches. Tienen que tener su justo precio para que podamos acceder a ellas y no caer en el páramo y el encefalograma plano en que quieren convertirnos.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo