El hombre que adopta la humanidad | Giuseppe Garibaldi

El hombre que adopta la humanidad | Giuseppe Garibaldi

El hombre que adopta la humanidad como patria, volviéndose cosmopolita, y va a ofrecer su espada y su sangre a todo pueblo que lucha contra la tiranía es más que un soldado: es un héroe.

(Niza, Reino de Piamonte [hoy Francia], 4 de julio de 1807 – Caprera, Cerdeña, Italia, 2 de junio de 1882)

Giuseppe Garibaldi

Marino, aventurero, escritor, político, militar y revolucionario

Uno de los principales líderes y artífices de la unificación de Italia en la 2ª mitad del siglo XIX

El hombre que adopta la humanidad | Giuseppe Garibaldi

Nacido en una familia de marinos de Cerdeña, Giuseppe Garibaldi empieza muy joven a trabajar como grumete y marinero en barcos comerciales que surcan el mar Mediterráneo y el mar Negro. Y en esos viajes entra en contacto con seguidores de las teorías socialistas del filósofo Henri de Saint-Simon. Así, muy pronto empieza a ser conocido por sus discursos sobre la libertad.

En 1834 participa en el movimiento de la Joven Italia de Giuseppe Mazzini. Y consigue los galones de capitán en la Marina del Piamonte. Sin embargo, es apresado y condenado a muerte tras la insurrección de Piamonte.

Así que se ve obligado a exiliarse a Sudamérica. Allí lucha contra el Imperio de Brasil en la revolución de la República Riograndense liderada por Bento Gonçalves da Silva. Y participa como corsario en la Revolución Farroupilha.

Años más tarde, participa en la Guerra Grande de Uruguay entre el general Fructuoso Rivera y el presidente Manuel Oribe. Garibaldi se pone a las ordenes de Rivera y funda la Legión Italiana, con su característica distintiva: las camisas rojas. Y bajo su liderazgo obtiene varias victorias importantes.

La unificación de Italia y otras aventuras

Con la llegada del papa Pío IX se promulga una amnistía y los exiliados italianos vuelven a su patria. Entre ellos Garibaldi, su familia y algunos revolucionarios de la Legión Italiana.

Muy pronto participará en la Primera Guerra de Independencia Italiana contra los imperios austrohúngaro y francés. Y, a pesar de perder las batallas, sus ideas revolucionarias ganaron la guerra de las ideas. Aunque de nuevo tendrá que exiliarse a América: primero a Nueva York y luego a Nicaragua, el Caribe y Perú. Volverá a Italia en 1854.

Más tarde, hacia 1859, gana varias batallas decisivas en la Segunda Guerra de Independencia Italiana al frente de un ejército de voluntarios conocido como Cazadores de los Alpes. A continuación, con la Expedición de los mil camisas rojas desembarca en la isla de Sicilia y en pocos meses conquista el Reino de las Dos Sicilias, que se incorpora al Reina de Cerdeña.

Después consigue alguna victoria en la Tercera Guerra de Independencia Italiana, participa en la Guerra Franco Prusiana y es elegido diputado en la Asamblea Nacional Francesa. Incluso recibe una oferta de Abraham Lincoln para dirigir las fuerzas unionistas en la Guerra de Secesión.

Tras la unificación italiana, en 1870, Giuseppe Garibaldi es elegido diputado del nuevo Parlamento Italiano. Aunque renuncia al cargo al no poder hacer valer las ideas republicanas por las que había luchado toda su vida. En sus últimos años se retira a la isla de Caprera, donde fallece en 1882.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Pulsa aceptar el uso de cookies para seguir navegando. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes ver la política de cookies de PQHDM en Política de cookies

Cerrar