Sois obreros, sois trabajadores | Antonio Soto

Sois obreros, sois trabajadores | Antonio Soto

«Sois obreros, sois trabajadores, a seguir con la huelga, a triunfar definitivamente para conformar una nueva sociedad donde no haya pobres ni ricos, donde no haya armas, donde no haya uniformes ni uniformados, donde haya alegría, respeto por el ser humano, donde nadie tenga que arrodillarse ante ninguna sotana ni ante ningún mandón.»

Antonio Soto

(Ferrol, Galicia, España, 8 de octubre de 1897 – Punta Arenas, Magallanes, Chile, 11 de mayo de 1963)

Jornalero, hostelero y líder sindical anarquista

Sois obreros, sois trabajadores | Antonio Soto

Hijo de Antonio Soto y de Concepción Canalejo, emigra a Buenos Aires (Argentina) con 13 años. Tras ejercer diversos oficios, a los 22 años se embarca en una gira teatral por el sur argentino. Así, su primera intervención pública será en la huelga de empleados de comercio de Trelew, Chubut. Aunque su  arenga contra el gobernador, la policía y los grandes comerciantes le costó su detención y la expulsión del territorio chubutense.

En Río Gallegos (Santa Cruz), Soto abandona la compañía teatral y se integra en la Sociedad Obrera de Gallegos como estibador del puerto. Y en 1924 será elegido secretario general de ese sindicato.

Antonio Soto Canalejo fue uno de los dirigentes anarcosindicalistas de las huelgas rurales de 1921 de los jornaleros patagónicos contra los abusos de los estancieros. Y allí se ganó los sobrenombres de ‘El gallego Soto’ y de ‘El líder de la Patagonia rebelde’.

Terminaba la huelga obrera más extendida de la historia argentina con el fusilamiento de la mayor parte de los jornaleros que se habían claudicado al final. Sin embargo, Antonio Soto no se rinde y huye con algunos compañeros a Chile. Y allí seguirá con la lucha obrera en la Federación Obrera Magallánica.

En sus últimos años, montó un pequeño bar que después transformó en pensión. Y allí se reunían sindicalistas, periodistas, artistas, librepensadores y exiliados republicanos españoles. Aunque no volvió a actuar en público, Antonio Soto siguió fiel a sus ideas libertarias hasta su muerte.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar