Madrid huele a sol por las mañanas | Arturo Barea

Madrid huele a sol por las mañanas | Arturo Barea

«Madrid huele mejor. No huele a mulas, ni a sudor, ni a humos, ni a corrales sucios con el olor caliente del estiércol y de las gallinas. Madrid huele a sol por las mañanas.»

Arturo Barea

(Badajoz, Extremadura, España, 20 de septiembre de 1897 – Faringdon, Inglaterra, Reino Unido, 24 de diciembre de 1957)

Sindicalista, inventor, escritor y comunicador radiofónico

Madrid huele a sol por las mañanas | Arturo Barea

Tras la temprana muerte de su padre, Arturo Barea se traslada con su madre y sus hermanos a una corrala del barrio de Lavapiés. Allí estudió en las Escuelas Pías de San Fernando y después trabajó en un comercio y en un banco. Más tarde se mudó al barrio de Vallecas.

Su reclutamiento para la guerra de África, la llegada y vicisitudes de la Segunda República y su participación en la Guerra Civil los plasmará con maestría en sus novelas y cuentos. Asimismo, durante la Guerra Civil, participó en las emisiones radiofónicas desde un sótano del edificio Telefónica en la Gran Vía en el programa ‘la voz incognita de Madrid’.

Exiliado en Inglaterra, continuó en la BBC su tarea radiofónica. Y llegó a realizar cerca de 1.000 retrasmisiones para Iberoamérica bajo el seudónimo de Juan de Castilla.

Aunque corta, la producción literaria de Arturo Barea es de una calidad exquisita. En 1938 publica un libro de cuentos sobre la Guerra Civil titulado ‘Valor y miedo’. Y entre 1941 y 1944 escribe su obra más notable: ‘La forja de un rebelde’. Una trilogía formada por las novelas:

  1. ‘La forja’.
  2. ‘La ruta’.
  3. ‘La llama’.

En 1944 escribirá el ensayo ‘Lorca, el poeta y su pueblo’,  aunque permanecerá inédito hasta su publicación en 2018 en la colección ‘Los Galeotes’ del Instituto Cervantes. En 1952 escribe ‘La raíz rota’, un retrato desolador y realista de una familia del Madrid de posguerra. Y en 1955 volverá al ensayo con ‘Unamuno’.

Por último, en 1960, Ilse Kulcsar, su viuda, publicó el libro de cuentos ‘El centro de la pista’.

En 2016, el Ayuntamiento de Madrid le rindió homenaje cambiando a plaza de Arturo Barea la antigua plaza de Agustín Lara.

En esta frase, Arturo Barea demuestra su gran amor por la capital española y afirma de forma poética: ‘Madrid huele a sol por las mañanas’.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto. Puedes ver la política de cookies de PQHDM en Política de cookies

Cerrar