Por el trabajo se puede lograr la libertad | Mariano de Cavia | Foto Campúa, 1918

Por el trabajo se puede lograr la libertad | Mariano de Cavia

«Por el trabajo se puede lograr la libertad. Y con la libertad se puede conseguir una sonriente visión de las cosas.»

Mariano de Cavia

(Zaragoza, España, 22 de septiembre de 1855 – Madrid, España, 20 de julio de 1920)

Periodista

En esta frase, el jubiloso y satírico Mariano de Cavia nos dice que ‘Por el trabajo se puede lograr la libertad’… Y con ella muchas cosas agradables.

Por el trabajo se puede lograr la libertad | Mariano de Cavia

Tras estudiar con los jesuitas en Carrión de los Condes (Palencia), Mariano de Cavia y Lac  regresó a Zaragoza para iniciar la carrera de Derecho, que nunca llego a a completar.

Su vocación periodística fue temprana. Así, con cerca de 24 años colaboró con la Revista de Aragón, el Diario de Avisos de Zaragoza, el Diario de Zaragoza y con El Cocinero. Asimismo, por esa época fundóa ‘El Chinchín’, un semanario satírico donde comienza a dar muestras de su ingenio y buen estilo.

Y, en 1880, llegó a Madrid y colabora en El Liberal. Ese mismo año pasó a dirigir el Diario Democrático de Tarragona. Aunque pronto volvió a Madrid y a El Liberal. Además, más tarde, pasó a El Imparcial, del que llegó a ser director. Todo ello sin abandonar sus numerosas colaboraciones en otros diarios y revistas madrileños y de provincias. Como El Heraldo de Madrid, La Opinión, La Justicia o La Ilustración Española y Americana, entre otros. Asimismo, fue redactor de El Sol desde su fundación en 1917.

En 1895, junto con Adolfo Vicenti y Miguel Moya, fundó la Asociación de la Prensa de Madrid.

Asimismo, en 1903, Torcuato Luca de Tena contó con Mariano de Cavia para el primer número de ABC. Y, aunque nunca volvió a escribir en este diario, tras su muerte el fundador de ABC instituyó el Premio Mariano de Cavia para el mejor artículo o crónica de cada año. Y como “homenaje al inolvidable maestro, que no fue ni quiso ser más que periodista”.

En 1916, fue elegido por unanimidad miembro de la Real Academia Española. Aunque no llegó a ocupar su Sillón A por encontrarse ya enfermo de la parálisis progresiva que le llevó a la muerte 4 años más tarde.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: