Yo ante todo soy anarquista | Ferdinand Domela Nieuwenhuis

Yo ante todo soy anarquista | Ferdinand Domela Nieuwenhuis

Yo ante todo soy anarquista y luego sindicalista, y creo que muchos otros primero son sindicalistas y luego anarquistas. Hay una gran diferencia… El culto a los sindicatos es tan nocivo como el del estado, pero existe y amenaza ser más grande cada vez. Parece que los hombres no pueden vivir sin dioses, y apenas han derribado una divinidad cuando ya surge otra nueva. Si la divinidad de los socialdemócratas en el estado, la divinidad de los socialistas libertarios parece ser el sindicato

Ferdinand Domela Nieuwenhuis

[Ámsterdam (Holanda del Norte, Países Bajos), 31 de diciembre de 1846 – Hilversum (Holanda del Norte, Países Bajos), 18 de noviembre de 1919]

Predicador luterano, sindicalista y activista comunista libertario

Yo ante todo soy anarquista | Ferdinand Domela Nieuwenhuis

Ferdinand Jacobus Domela Nieuwenhuis fue el primer destacado socialista de los Países Bajos y el primer socialista en llegar al parlamento holandés. No obstante, tras una conversión política, después fue pilar del anarquismo holandés. Además, antes había ejercido como predicador evangelista-luterano, pero perdió la fe y se declaro ateo. Y entonces inicio su lucha social por los derechos de los trabajadores.

De este modo, en 1881, Ferdinand Domela Nieuwenhuis se convirtió en el líder de la Sociaal-Democratische Bond (SDB), una organización socialista estructurada a partir de diversos movimientos locales. Y desde ella luchó por el sufragio universal y el apoyo socialista a las huelgas y otras iniciativas de los obreros.

Además, bajo su liderazgo la propaganda y el propio SDB no pararon de hacerse más grandes. Sin embargo, al crecer el movimiento comenzó a ser atacado por conservadores y autoridades. Así, en 1887 fue condenado a un año de prisión por insultar a la realeza en un artículo, aunque no es seguro si en realidad lo escribió él.

No obstante, en 1888 resulta elegido para la ‘Tweede Kamer’ (‘Cámara de los Representantes’), una de las 2 cámaras del parlamento holandés. Así que fue el primer socialista elegido para este parlamento. Y ejerció este cargo hasta 1891, cuando decidió no postularse de nuevo. El SDB no pudo llegar a un acuerdo sobre esto, ya que el mismo Ferdinand Domela Nieuwenhuis se había decepcionado con los métodos parlamentarios.

Comunista libertario

A partir de entonces comienza a interesarse por las ideas anarquistas. Sin embargo, muchos compañeros del SDB  no estaban de acuerdo con este cambio. Y algunos de los más notables abandonaron el SDB para fundar el Arbeiders Sociaal Democratische Partij (SDAP) en 1894, un partido más reformista. Además, ese mismo año, la SDB es declarada ilegal.

Por ese tiempo Ferdinand Domela Nieuwenhuis se declara partidario del libre pensamiento y del antimilitarismo desde una perspectiva ácrata con su lema «Guerra a la guerra». Asimismo, en 1894, publica en Bruselas el ensayo ‘Socialisme in gevaar’ (‘El socialismo en peligro’), que con el tiempo se convertirá en un libro de referencia.

Además, en 1898, edita el periódico anarquista ‘El socialista libre’ alrededor del cual gravitaron numerosos grupos anarquistas. Asimismo, en 1900, publica el libro ‘Het debacle van het marxisme’ (‘La debacle del marxismo’). Y en 1094 forma parte de la organización del Congreso Antimilitarista de Ámsterdam.

Por otra parte, se declaró propagandista de la huelga general en caso de conflicto laboral. Y se opuso a una organización anarquista estructurada. Además, crítico con el sindicalismo no participó en el Congreso Internacional Anarquista de Ámsterdam de 1907.

Precisamente, en la frase del domingo en Pongamos que Hablo de Madrid | La Revista de Madrid, Ferdinand Domela Nieuwenhuis declara que «Yo ante todo soy anarquista y luego sindicalista, y creo que muchos otros primero son sindicalistas y luego anarquistas. Hay una gran diferencia. El culto a los sindicatos es tan nocivo como el del estado, pero existe y amenaza ser más grande cada vez. Parece que los hombres no pueden vivir sin dioses, y apenas han derribado una divinidad cuando ya surge otra nueva. Si la divinidad de los socialdemócratas en el estado, la divinidad de los socialistas libertarios parece ser el sindicato».




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa! | Gracias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo