La educación es la clave | Adolfo Pérez Esquivel

La educación es la clave | Adolfo Pérez Esquivel

La educación es la clave para la emancipación y la justicia social

Adolfo Pérez Esquivel

[Buenos Aires (Argentina), 26 de noviembre de 1931]

Pintor, escultor, profesor universitario, pacifista y activista por los derechos humanos

Premio Nobel de la Paz 1980

La educación es la clave | Adolfo Pérez Esquivel

El argentino Adolfo Pérez Esquivel, activista, profesor, escultor y pintor, destaca como defensor de los derechos humanos y del derecho de libre determinación de los pueblos. Asimismo es defensor de la resistencia proponente de la Teología de la Liberación.

En su larga trayectoria ha ejercido como presidente de diversas entidades, entre ellas las siguientes:

  • Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina;
  • Servicio Paz y Justicia Argentina;
  • Comisión Provincial por la Memoria de Buenos Aires (Argentina);
  • Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos;
  • Academia Internacional de Ciencias Ambientales;
  • Fundación Universitat Internacional de la Pau de San Cugat del Vallés (Barcelona, España); y
  • Consejo Académico de la Universidad de Namur (Bélgica).

Y también es miembro de las siguientes instituciones:

  • Tribunal Permanente de los Pueblos;
  • Comité de Honor de la Coordinación Internacional para el Decenio de la No Violencia y de la Paz;
  • Jurado Internacional del Premio de Derechos Humanos de Núremberg;
  • Jurado del Premio de Fomento para la Paz ‘Felix Houphouet Boigny’ de la UNESCO;
  • Programa de Educación Internacional ‘Peacejam’;
  • Consejo Mundial Proyecto José Martí de Solidaridad Mundial;
  • Consejo Asesor del Canal Telesur; y
  • Consejo Directivo del Instituto Espacio para la Memoria (IEM).

Asimismo, en la actualidad imparte clases en el Seminario sobre la Paz de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Premio Nobel de la Paz 1980

En 1980, Adolfo Pérez Esquivel recibió el Premio Nobel de la Paz por su compromiso con la defensa de la democracia y los derechos humanos por medios no-violentos frente a las dictaduras militares en Iberoamérica. Literalmente: «por ser fuente de inspiración para los pueblos reprimidos, especialmente en América Latina».

Además, en su discurso de aceptación​ afirmó que no lo asumía a título personal, sino «en nombre de los pueblos de América Latina y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por dios; en nombre de ellos, mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad».

En la frase del domingo en  Pongamos que Hablo de Madrid | La Revista de Madrid, Adolfo Pérez Esquivel afirma que «La educación es la clave para la emancipación y la justicia social».




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa! | Gracias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo