Tu sitio de referencia para eventos y noticias de Madrid
Goya vive, la lucha sigue | Carla Cañellas | 3/02-1/04/2022 | Galería de Arte A Ciegas | Lavapiés | Madrid
Goya vive, la lucha sigue | Carla Cañellas | 3/02-1/04/2022 | Galería de Arte A Ciegas | Lavapiés | Madrid

‘Goya vive, la lucha sigue’ en Galería de Arte A Ciegas

Goya vive, la lucha sigue | Carla Cañellas | 3/02-1/04/2022 | Galería de Arte A Ciegas | Lavapiés | Madrid | Cartel

Del 3 de febrero al 1 de abril, la Galería de Arte A Ciegas del barrio de Lavapiés presenta ‘Goya vive, la lucha sigue’, el nuevo proyecto expositivo de la artista Carla Cañellas.

La exposición ‘Goya vive, la lucha sigue’ muestra una revisión de la obra de Francisco de Goya a través del anime japonés ‘Bola de dragón’.

Así, dibujos de tinta sobre diferentes soportes de papel mezclan estilos dispares para crear un diálogo entre la cultura occidental y la oriental. Y, además, cuentan como nuestro tiempo se refiere casi en las mismas cuestiones a las ocurridas hace 275 años, cuando nació el maestro zaragozano.

De este modo, con esta muestra, casi 200 años después de su muerte, ‘Goya vive, la lucha sigue’.

‘Goya vive, la lucha sigue’ en Galería de Arte A Ciegas

Goya vive, la lucha sigue | Carla Cañellas | 3/02-1/04/2022 | Galería de Arte A Ciegas | Lavapiés | Madrid | ' Los zancos' (De Madrid al cielo)

(Del texto curatorial de Alejandra Rodríguez Cunchillos y Mario Malo Sanz)

⻁穴に入らずんば⻁子を得ず
Koketsu ni irazunba koji wo ezu
No se consigue un cachorro de tigre sin entrar en su cueva

De igual manera que el ilustre pintor y grabador Francisco de Goya y Lucientes, la artista Carla Cañellas nos invita a reflexionar sobre los riesgos que se han de tomar en la vida si queremos obtener grandes cosas, como dicta este proverbio japonés.

No obstante, la impresión inicial que se produce en el espectador al enfrentarse a su obra es la de estar frente a toda una serie de personajes reconocidos de la animación y el manga nipón. Y en concreto de ‘Dragon Ball’, una de las series más exitosas del país del sol naciente en el extranjero.

Así, quizás, en nuestro imaginario ya se ha manifestado una melodía: ¡luz, fuego, destrucción, el mundo puede ser una ruina…! Sin embargo, a su vez emerge el recuerdo de la fuerza, la superación, lo divertido, los ‘asumptos’ jocosos, incluso con un toque ‘kawaii’ o adorable. Y es que, ¿no es Goku un buen ejemplo del ‘soft power’ japonés? ¿Qué asuntos se someten a cuestión? ¿Cómo se les da forma para llegar al gran público?

Francisco de Goya y Toriyama Akira

A lo largo de la historia los artistas han buscado diferentes recursos para plantear temas de su contemporaneidad. Aunque si alguien fue pionero en tratar aquellas situaciones que podían resultar incómodas y, sobre todo, aquellas que estaban sometidas a la censura fue Francisco de Goya. Y, a través de sus trabajos, ejerció de cronista, analizando la situación de España. Un país donde diferentes grupos culturales con necesidades de ascensión social, entraban en pugna con las estructuras más reaccionarias, artífices del estancamiento nacional.

No obstante. la actitud del pintor comportaba ciertos riesgos. Ya que estaba vigilado por la Inquisición encargada de la represión social. Y una institución denostada por los ilustrados —circuito en el que estaba integrado el artista maño—. Así, la sátira y el carácter socarrón de Goya fueron fundamentales para que, a modo de cronista de la época denunciase las duras condiciones en las que algunos grupos socioeconómicos vivían en España.

Asimismo, Toriyama Akira, de ‘Dragon Ball’, hizo uso de la ironía para contar una historia procedente de la novela china ‘Viaje al oeste’, publicada en el siglo XVI durante la dinastía Ming. Y en la misma un grupo de personajes se enfrenta a diferentes dificultades a lo largo del camino. Aunque, salvando las distancias y bajo una concepción distinta.

Carla Cañellas y Francisco de Goya

Nacida en Valencia en 1982, Carla Cañellas fusiona en sus trabajos ambos referentes: Goya y Akira. Y a través de la técnica conocida como ‘suibokuga’ (水墨画) o ‘sumi-e’ (墨絵), el arte japonés de la pintura a la tinta. Además, las imágenes de la animación japonesa de la década de los años 90 ocupan el plano principal. Asimismo, el trazo sublime a tinta china sobre papel ‘washi’ (和紙) esconde diferentes capas de realidad en las que poco a poco vamos vislumbrando la influencia del pintor aragonés.

Así, obras magnas de Goya son reinterpretadas por la artista valenciana en clave de crítica sociopolítica contemporánea. Como ‘Los Caprichos’ o los ‘Cartones para las Estancias Reales’. Y emulando la composición y las características formales de estos trabajos. Además, el juicio pictórico realizado por el autor aragonés a la Inquisición, las formas en las que ejercían el poder las élites o la realeza o las diferentes alusiones a diversas problemáticas sociales, encuentran solución de continuidad en la interpretación de  Carla Cañellas sobre situaciones actuales en las que interviene la ley mordaza. De este modo, en la espiral del ‘eterno retorno’ de la historia, se conectan las incongruencias y las injusticias del pasado con su pervivencia en el presente. Un tiempo donde los marcos jurídicos intentan reprimir la libertad de expresión individual.

Por último, cabe decir que Goya acompañó sus imágenes de textos cortos, coincidiendo con esa misma espontaneidad que caracteriza al proverbio japonés. Asimismo, Carla Cañellas, protagonista de esta muestra, hace uso de frases breves. Y tanto de aquellas que surgen de la reflexión sobre el trasfondo de la situación actual —puede observarse en la conformación del soporte de algunas de sus obras, mediante el uso de los periódicos encolados simulando cartones o anuncios actuales— como de aquellas directrices que daban a Goya para la confección de la obra o de las propias conclusiones que sacaba el maestro.

Descubre más desde Pongamos que Hablo de Madrid

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo